* AVISO IMPORTANTE

ESTÁS VIENDO EL FORO EN MODO VISITANTE PARA VER LOS LIBROS Y DEMÁS SECCIONES , CINE JUEGOS ,,,, REGISTRATE

Autor Tema: Boris ohnson promete reforzar la unión en una Escocia hostil  (Leído 37 veces)

  • El ojo de RA
  • *

Boris Johnson ha decidido visitar el territorio "hostil" de Escocia en su primera visita como primer ministro y "ministro de la Unión", el título paralelo que él mismo se ha concedido para "reforzar los vínculos" del Reino Unido ante el Brexit, contra el que votaron el 62% de los escoceses.

"Nuestra unión ha sido la más exitosa desde el punto de vista político y económico en toda la historia, y tenemos que prepararnos para hacerla más segura, más próspera y más fuerte con el brillante futuro que nos espera tras el Brexit", recalcó Johnson en el momento de partir al encuentro con la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, que ha expresado su rechazo frontal a salida de la la UE sin un acuerdo y ha anunciado de antemano sus planes para acelerar un segundo referéndum de independencia.

Nada más poner el pie en Faslane, Escocia, Johnson aseguró está dispuesto a hacer "un esfuerzo adicional" para llegar a un acuerdo con la UE y corrigió a su "supervisor" para los preparativos para el 'no deal', Michael Gove, que el día anterior aseguró que el Gobierno británico funciona ya con al premisas que no será posible un acuerdo con Bruselas.

"Lo que queremos es dejar claro que la "salvaguarda" irlandesa no es buena y que tiene que desaparecer", agregó Johnson. "El acuerdo está muerto y tiene que caerse también. Pero hay margen para firmar un nuevo acuerdo".

En 2014, los escoceses votaron a favor de la permanencia en el Reino Unido (sellada por el acta de unión de 1707) por una diferencia de diez puntos. La elección de Johnson dispara sin embargo el apoyo a la independencia hasta ponerla seis puntos por delante (53% a 47%). El mismo sondeo de Panelbase para The Times detecta que la impopularidad del nuevo primer ministro de "menos 37%" al norte del muro de Adriano.

Los conservadores escoceses, liderados por la moderada Ruth Davidson, están de uñas con Johnson por su impulso al Brexit extremo. Davidson ha dejado bien claro su oposición -y la de la mayoría de los parlamentarios "tories" escoceses- a la opción del "no deal" que preconiza Johnson.

"Cuando debatí con Johnson en la campaña del 2016, él a favor de la salida y yo a favor de la permanencia, no recuerdo que nadie defendiera marcharse de la UE sin un acuerdo vital para mantener el flujo de comercio entre el Reino Unido y el continente", recalcó Ruth Davidson, en un artículo publicado en The Mail on Sunday. "Como líder del partido en Escocia, no apoyaré el "no deal"".

Ruth Davidson está doblemente resentida con Johnson por la destitución de su aliado Daved Mendel como secretario de Estado para Escocia y por haber desoído su consejo a la hora de concertar su primera cita con Nicola Sturgeon (le aconsejó verse con ella en un terreno neutral, en vez de acudir a la mansión oficial, la Bute House, "como si fuera un mandatario extranjero de visita en Escocia").

A su paso por Edimburgo, con la intención de aplacar el fuego independentista, Johnson prometió destinar el equivalente a 340 millones de euros de presupuesto extra para estimular el crecimiento económico. Un cantidad no muy significativa, teniendo en cuenta su intención de gastarse 115 millones en la campaña de información y promoción del "no deal", anunciada ya como el mayor esfuerzo propagandístico del Gobierno desde la posguerra.

Tras su paso por el norte de Inglaterra y por Escocia, Boris Johnson completará su gira por las "cuatro naciones" por Gales y por Irlanda del Norte, donde hará especial hincapié en la necesidad de formar un Gobierno local tras más de dos años y medio de negociaciones infructuosas entre el Partido Democrático Unionista (DUP) y el Sinn Féin, y ante el temor suscitado por el repunte de los ataques terroristas del Nuevo IRA y la amenaza la proceso de paz por el Brexit



Genielin.com